Ficcionalizar la historia: Dictadores animé

Ayer exploraba noticias de mi país cuando una imagen llamó mi atención, distrayéndome de mi revisión de los sucesos del conflicto chileno-peruano en la Corte de la Haya. He aquí la foto de referencia:

Reconocí el uniforme y decidí leer el resto del artículo: Un grupo de artistas del manga japonés participaron en la confección de un libro bajo el título «¡En cuerpo de mujer! Biografías de los dictadores del mundo». Más allá de la discusión sobre el género a que este trabajo pertenece, o las reacciones de clasificar a alguien como dictador o no, creo que leer los comentarios de quienes leen la noticia nos lleva a preguntarnos sobre el derecho que se tiene a revisitar la historia.

Disfruto enormemente de ejercicios que revisitan y distorsionan y ficcionalizan la historia, creo que la historia es un patrimonio humano y que, por lo tanto, puede ser modificado por cada uno. De alguna forma esto es una forma de agencia que podemos ejercer sobre una historia que en muchos casos se nos impone en la educación escolar. ¿Hacer de Pinochet una mujer es problemático? No lo creo, es más me parece interesante ver como lidiar con la atracción que genera este tipo de dibujo con la aversión que en un gran número de personas genera el nombre del dictador chileno.

Si quieren  leer el artículo que llamó mi atención pueden verlo en: http://www.biobiochile.cl/2012/12/11/dibujantes-japoneses-convierten-en-sexys-chicas-animes-a-sangrientos-dictadores-del-mundo.shtml
(Lo de «sangrientos» en el título es cosecha solamente del medio periodístico chileno)

 

1 comment

Deja un comentario