Minit

Live. Die. Repeat.

Blanco y negro. Unos cuantos bits. 1 minuto. Sin tutorial. Apenas diálogos. Un objeto para equipar. Un mundo abierto que explorar. Sin saltos. Sin correr. Solo un botón de acción y el stick de movimiento. Estas son las premisas de Minit. Es muy difícil que funcione, pero funciona como pocos. Funciona porque sientes que en un minuto te puede dar tiempo a todo. Al empezar el juego los segundos comenzarán a bajar, una vez pasado ese tiempo morirás y volverás al mismo lugar de siempre, la seguridad de tu hogar. Así, un nuevo minuto te dará la oportunidad para que vuelvas a terminar lo que no te dio tiempo antes o para descubrir nuevas cosas que hacer, y así sucesivamente hasta completar la aventura. 

Con Minit vuelves a valorar que 1 minuto son 60 segundos y que 60 segundos es mucho.


¿Y qué te da tiempo a hacer en un minuto de Minit? Pues sales de casa, bajas una pantalla, cruzas el puente sobre el rio y pantalla a la derecha, pasas de largo al cangrejo porque en realidad no te molesta, seamos pacifistas. Rompes el arbusto que oculta un camino muy poco oculto y subes de pantalla. Llegas al final del sendero y allí encuentras: ¡¡LA REGADERA!! Mmm…y no puedes tener más objetos en la mano pues…quizás… la cambias por la espada. Mmm…y ¿qué haces con una regadera? Pues regar, por supuesto, pero desde luego lo que se dice imponente no es… Bueno, deshaces el camino, al cangrejo ya no le asustas y huyes de él, pantalla a la izquierda, cruzas el puente y subes de vuelta a casa. Apenas te quedan 10 segundos. Desde casa, pantalla a la izquierda. Encuentras un oportuno huerto con una pequeña planta intentando salir, pues la ayudas que para eso tienes ¡¡LA REGADERA!! Pulsas el único botón que se puede usar, la riegas y ves que la planta crece un poco pero nada más, no sucede nada más. Aprovechas para regar algo más el huerto, que lo ves muy seco, y observas que el terreno para avanzar está bloqueado por unos arbustos como los que escondían el recóndito camino hacia ese recipiente que contiene el agua para regar las plantas, también conocido como regadera.  Y piensas en la espada que dejaste atrás. Y mientras lo piensas, mueres. 1 minuto. Vuelta a empezar. Aunque ves que los objetos que obtuviste no tienes que volver a buscarlos, y entonces, todo cobra sentido. 

Minit, lo digo ya para no hacerte perder ni un minuto más, te hace feliz.

Comprendes que esta aventura está forjada por momentos de un minuto y que ciertas acciones y ítems que has logrado se quedan guardados para que puedas continuar. Con Minit vuelves a valorar que 1 minuto son 60 segundos y que 60 segundos es mucho. Minit, lo digo ya para no hacerte perder ni un minuto más, te hace feliz. En la hora y cuarenta y dos minutos que me duró el juego (sin completarlo al 100%) ayudé a un pulpo a encontrar los tentáculos que había perdido, lavé y le traje un hueso a mi perro que recogí decenas de pantallas más allá, hice que un hotel recuperará a sus clientes, navegué en barco, puse en marcha una central eléctrica, vagué por el desierto, derroté a fantasmas y serpientes, caminé por el agua e incluso resolví un problema de explotación laboral. Pero Minit es más que eso y tengo que decir lo obvio. Es un videojuego de 2018 (2019 en Android e iOS)  sin pantallas de carga eternas, sin esperas para conectarte a un servidor, sin viajes de un lado a otro en vano, sin problemas de espacio en el disco duro (ocupa la casi irreal cifra de 270 mb) sin popping, sin lagging, sin cutting. Minit te dice a la cara que aproveches el tiempo, incluso jugando a videojuegos. Minit te pone el contador de segundos que te quedan para que mueras, y te hace morir, no hay nada en el juego que lo remedie. Cuando ves que se acerca el doble cero sientes agobio y miedo y haces por correr empujando aún mas el stick aún sabiendo que el personaje va al mismo ritmo siempre. Y mueres, y se te penaliza volviendo al mismo punto desde el que comenzaste para que lo vuelvas a intentar hasta que lo consigas. Es en ese momento, cuando lo consigues, cuando se te escapa una sonrisa de alegría aunque sepas que en segundos volverás a morir. Esos instantes de satisfacción, con la completa seguridad de que llegas a tiempo a algo, de que estás haciendo lo adecuado son difíciles de alcanzar en los videojuegos y en el resto de cosas que mueven nuestro mundo y esto Minit lo sabe.  Por eso te da el tiempo suficiente, aunque sean solo 60 segundos, para llenarte de esos momentos. 

MINIT- XBOX ONE X – 9 OCTUBRE 

Deja un comentario